Uber anunció dos nuevas modalidades de servicio que buscarán ofrecer al consumidor una solución ante el contexto actual

Para la compañía es fundamental proyectar una imagen sólida y activa, se prepara para publicar sus resultados financieros

Hay marcas que han tenido que adaptar sus modelos de negocio para no quedar congeladas en medio de la crisis

El contexto global actual ha puesto un enorme reto para todas las empresas, donde muchas luchan por sobrevivir, y otras por ajustarse a la situación. Una de ellas es Uber, que sigue haciendo cambios en su estrategia de negocio con la finalidad de llegar a más usuarios y seguir aprovechando al músculo que le ofrecen sus conductores.

Durante las últimas semanas hemos dado cuenta de cómo la empresa con base en San Francisco, California ha tratado de reaccionar a la pandemia de coronavirus COVID-19 implementando distintos planes y programas con el objetivo de que los socios no pierdan una fuente de empleo, pero al mismo tiempo manteniéndose como una solución para los consumidores y, con ello, continuar generando ingresos.

Tal como lo está haciendo nuevamente esta semana, en la que Uber anunció el lanzamiento de dos nuevas modalidades de servicio en su plataforma.

Uber Connect

Se trata de un servicio que, ante la evidente caída en la demanda de traslados de personas, se pretende aprovechar la fuerza en movilidad de la plataforma para convertirse en un servicio de cargo o paquetería de persona-persona.

Es decir, se centra en mover paquetes o artículos de un punto a otro, en el mismo día en el que se realiza la solicitud de viaje, pero subrayan que es manteniendo las medidas de seguridad e higiene recomendadas por las autoridades sanitarias.

El servicio de Uber Connect está disponible en más de 25 ciudades de Estados Unidos, Australia, y México, entre otros mercados. Aunque, cabe subrayar que este servicio lo presentaron hace unos días bajo la marca de Uber Flash.

Lo bueno, es una alternativa más ágil o rápida que algunos servicios de logística como Fedex o UPS y Estafeta, sin embargo, es importante señalar que estos servicios también cuentan con modalidades express. Además, como desventaja con Uber es que, al parecer, por las pruebas que realizamos, tiene el mismo costo que un traslado de personas, es decir, no siempre será rentable o responderá a las necesidades de los consumidores.

Uber Direct

En este caso, es básicamente una extensión de Uber Eats en la entrega de comestibles y tiendas de conveniencia, pero enfocado a atender las necesidades de las personas respecto a productos de miscelánea, farmacias y tiendas de mascotas.

Al parecer, esto funciona a través de alianzas con retailers y compañías especializadas en estos productos o servicios. Así, por ejemplo, Uber explica que en Nueva York trabaja con Cabinet; en Portugal con CTT; mientras que en Australia con The Green Cross, al tiempo que aplica la misma estrategia en otros mercados. En el caso de México no encontramos esta opción, así que es probable que la lancen en el futuro cercano.

Si consideramos lo que señalamos con Connect, en este caso podría tener un mayor crecimiento y recepción por parte de los usuarios, pues de acuerdo con la compañía de San Francisco, funciona de manera similar a Eats, por lo que las entregas se realizarán en motos, scooters, o bicicletas y, por tanto, serán de un menor costo que respecto al primer servicio, es probable que compita de manera directa con Rappi, por ejemplo.

Adaptarse al contexto

En estos meses hemos hablado sobre cómo las marcas se han tenido que adatar al nuevo contexto que se nos ha impuesto derivado de la emergencia global de salud por el coronavirus, firmas como Walmart, Target, Amazon, DiDi y la misma Uber han modificado sus negocios para mantenerse como opción ante el consumidor, pero al mismo tiempo para unos proyectarse como firmas ventajosas.

Ejemplo de ello es cómo en los supermercados las promociones han desaparecido, si bien, las tiendas deben y desean continuar vendiendo, la realidad es que este tipo de acciones van en contra o dificultan que se cumplan las medidas de prevención recomendadas, además de poner en riesgo el abasto de productos que registran especial demanda a la alza y hoy son básicos para las personas. O como lo que hizo Amazon, y su necesidad de ajustar su plataforma y recurrir al anti-marketing para contener la sobre demanda que ha registrado en los últimos meses, precisamente para no llegar al punto de no poder ofrecer sus servicios.

Con Uber, es algo similar, su problema no es la sobre demanda, pero sí es el seguir generando ingresos y no perder el potencial que representan su número de conductores.

Al respecto el CEO de la compañía Dara Khosrowshah, dijo –citado en The Verge-: “A lo largo de esta crisis, hemos estado buscando nuevas formas en que nuestra plataforma puede ayudar a mover bienes esenciales para empresas y consumidores, al tiempo que ofrece nuevas oportunidades de ingresos para los conductores”.

Y de alguna manera es cierto. Recordemos que hace unas semanas reconoció que el segmento de viajes había experimentando una disminución de entre el 60 y 70 por ciento, mientras que Uber Eats estaba creciendo casi 30 por ciento, fue entonces que reforzaron esta división de negocios. Y, dado el contexto que tenemos actualmente, piensan seguir expandiéndose a nuevas ramas que pueden ser capitalizadas con este tipo de servicio.

 

FUENTE: www.merca20.com

 


 

 

Con nuestro Diplomado de Compensaciones y Beneficios obtendrás una comprensión profunda de la interrelación de los diferentes componentes de la Gestión de Compensaciones y Beneficios y la forma en que se gestionan de manera integrada.

Conoce más sobre el programa en: https://hubs.ly/H0nxrTv0