+52 55 1204 0419
info@latambschool.com

Trabajo

TRABAJAR PARA CONSTRUIR UN FUTURO MÁS PROMETEDOR (1 parte)

Octavio Aguilar

Recientemente, en la reunión mensual del Grupo Jurica, tuve la oportunidad de ver y escuchar a la Directora General de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo para México y Cuba, la costarricense Gerardina González Marroquin, quién nos hizo una excelente presentación del análisis, conclusiones y propuestas de esta Organización como producto de sus 100 años de existencia.

Del análisis del entorno destacaría lo siguiente:

Hay que crear entre hoy y el 2030, 534 millones de empleos formales, que consideran 190 millones de empleos para las personas que están hoy desempleadas y 344 millones para los jóvenes que se incorporaran a la fuerza de trabajo alrededor del mundo en este período de 11 años.

De los 190 millones de desempleados en el mundo, 65 millones son jóvenes. Lo que significa un muy importante reto.

De las personas que hoy tienen un trabajo, cerca de 300 millones, a pesar de tener un trabajo, viven en extrema pobreza.

Alrededor de 2000 millones personas que hoy tienen un ingreso, lo tienen como producto de la economía informal, es decir no tienen seguridad social, prestaciones, beneficios, un salario incierto, etc.

2´780,000 personas mueren anualmente como consecuencia de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

El 36% de la población que tiene un empleo, trabaja más de 48 horas a la semana.

En los últimos años ha habido un decrecimiento en el valor de los salarios a nivel mundial.

La brecha salarial, en promedio a nivel mundial, entre hombre y mujeres, es del 20%.

El 1% de la población más rica incremento sus ingresos en 27%, mientras que el 50% más pobre solo lo hizo en 12%

Solo el 54% de los hogares a nivel mundial tiene acceso a Internet. Esta cifra es del 15% para los países emergentes.

En cuanto al análisis del trabajo per se, señalo los siguientes puntos del documento de la OIT, el mundo del trabajo está siendo:

  1. Globalizado
  2. Urbanizado
  3. Digitalizado
  4. Robotizado
  5. Automatizado
  6. Virtualizado
  7. Descarbonizado
  8. Terciarizado o fisurizado.
  9. Desintermediado.

En los últimos diez años ha habido un cambio radical en el mundo del trabajo y habrá muchos más cambios en el futuro cercano por una serie de factores:

  1. Desarrollo tecnológico: El incremento en la cobertura y uso del Internet,; Internet de las cosas; la digitalización; El uso de la tecnología nube; Big data; Automatización del trabajo – Robótica – 3D; vehículos autónomos y otros medios de transporte; Genética y bioprocesos; materiales avanzados ya descubiertos pero de poco uso, como el grafeno, y los que se descubrirán; convergencia de varias tecnologías… Y muchos avances más que ya están teniendo repercusiones positivas y negativas en el mundo del trabajo y que “Causan impactos económicos y sociales masivos en modelos de negocios, y en la forma en que la humanidad trabaja, innova, vive, interactúa, estudia y se educa”.
  2. Cambio climático: ¿Cómo lograr una mayor diversificación productiva ante la complejidad económica en equilibrio con la naturaleza?; mejorar la productividad cerrando la gran brecha de productividad entre los países avanzados y los que menos lo están; ; los efectos del uso extensivo de energías renovables; las nuevas formas de exploración y explotación de minerales tradicionales como el gas, el petróleo y el carbón; Acelerar la transformación económica; promover un crecimiento inclusivo y sostenible con más y mejores empleos verdes; propiciar una transición justa hacia una economía sustentable. Todo eso en un marco de equilibrio y respeto de la naturaleza… Aun no se notan sustancialmente los efectos del cambio climático en el mercado laboral, pero se tiene claro que los habrá y hay que prever este hecho.
  3. Movimientos demográficos: Incremento muy importante en la longevidad de las personas, en 1950 solo el 5% de la población mundial tenía más de 65 años, en el 2000 eran el 6% y en el 2050 serán el 20%; explosión de gente joven en países en vías de desarrollo como China, India y el continente africano versus envejecimiento en la mayor parte de los países desarrollados; mayor diversidad humana; muchos cambios positivos en la paridad de género y muchas migración forzada, provocada y necesaria.
  4. Globalización: Modelos de negocios con plataformas “on-line”; Cadenas mundiales de suministro; Contratos no tradicionales; Conciencia del consumidor en relación a su privacidad, salud, y ética; Las nuevas tecnologías permiten innovaciones en modelos de negocios y nuevas formas de contratación:

“Gig Economy” (Economía de Pequeños Encargos),

“On-Demand Economy” (Trabajo a pedido);

“Sharing Economy” (Economía compartida);

“Freelance economy” – (Economía de trabajadores independientes)

Las posiciones temporales son comunes. Las empresas contratan trabajadores independientes para proveer servicios. 16% de la fuerza de trabajo de EUA tiene arreglos de empleos alternativos (temporales, por contrato, economía colaborativa), 10 puntos más que hace 10 años.

Todo esto a decir de la OIT significa que hay que “aprovechar el momento porque se presentan innumerables oportunidades para mejorar la calidad de vida de la gente, ampliar las opciones disponibles, cerrar la brecha de género, revertir los estragos causados por las desigualdades a nivel mundial y mucho más”.

La directora de la OIT para México y Cuba añadió un elemento más a la serie de factores que afectarán el mundo del trabajo en el corto, mediano y largo plazos, para los países emergentes, que es el factor político y define algunas de las razones por las que ella considera que serán determinantes: La necesidad de un diálogo social que cree un modelo de país en el largo plazo, la necesidad del fortalecimiento de las instituciones; la existencia de muy distantes visiones políticas y estratégicas de sus actores; La cultura de diálogo social en la mayoría de países de América latina es muy débil, por ejemplo.

En mi próxima colaboración, continuaré con esta documento de la OIT, que es muy interesante e importante para entender el futuro del trabajo.

¿Le gustaría participar en un Taller in company con el autor?

Raquel Enríquez

re@latambschool

55-2244-1594

 

 

 

 

Read more

AMOR MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS

Raquel Enríquez G.

La realidad y los lazos de afecto entre las personas son más fuertes que cualquier discurso presidencial. Mientras las palabras del presidente norteamericano se empeñan en ensanchar la frontera, las relaciones familiares, de amistad y de negocios la reducen y disuelven.

A pesar de que el Departamento de Estado recomienda no viajar a México y categoriza a cinco estados de este país como especialmente peligrosos (Tamaulipas, Sinaloa, Colima, Michoacán y Guerrero), 39 millones de turistas, las mayoría procedentes de los Estados Unidos y Canadá, visitaron México durante 2017.

Además, México es el segundo país del mundo en turismo médico, pues ofrece atención médica de calidad con costos mucho menores que en los Estados Unidos.

Pero el discurso antimexicano tampoco logra disuadir a los visitantes de este país. Casi diez millones de mexicanos vacacionan en los Estados Unidos, y varios miles de ellos pasearon por el muro fronterizo, que ahora se ha convertido en una atracción turística.

Además de la amistad, la curiosidad y el ocio, los dos países están unidos por poderosos vínculos familiares. Así lo atestiguan los más de 28 mil millones de dólares que los trabajadores mexicanos enviaron a sus familias desde los Estados Unidos.

Mientras los mexicanos buscan las fuentes de empleo al norte de la frontera, los norteamericanos demandan cada vez más productos y servicios procedentes de su vecino del sur. Los productos mexicanos que EUA importó durante 2017, alcanzaron los 314 mil 045 millones de dólares, de acuerdo con el informe del Departamento de Comercio.

México ama la música, el cine y los autos que se fabrican en los Estados Unidos; mientras los norteamericanos aman el colorido, los paisajes, las materias primas y hasta los automóviles de diseño americano que se construyen en México.

Por si fuera poco, uno de cada seis matrimonios norteamericanos es interracial, y entre ellos, la unión más frecuente es entre descendientes de europeos y mexicanos.

A México y Estados Unidos, les une un amor profundo y variado. Aquél que los antiguos griegos relacionaban con una de las diosas más misteriosas, antiguas y poderosas de su panteón: Afrodita.

Contra lo que suele creerse, Afrodita no representaba al amor erótico (esa era especialidad de su hijo Eros), sino el amor en sus expresiones más complejas y profundas: Storgé, Philia y Ágape.

Storgé es la lealtad, el compromiso y la unidad que se da en un matrimonio, una familia o los integrantes de una nación. Philia es la búsqueda del bien a través de la solidaridad, la compasión y el interés en el prójimo. Ágape es la forma más elevada de amor, pues representa la devoción hacia una deidad o hacia la humanidad.

Tales son los vínculos entre dos naciones unidas por la historia, la geografía y el amor entre sus habitantes. La lealtad familiar, la confianza en los negocios, el interés por el bien de quienes buscan un empleo en Estados Unidos o un clima benévolo en México; la solidaridad entre dos naciones que enfrentan el desafío de salvaguardar los valores occidentales de libertad, esfuerzo y racionalidad.

La Diosa Afrodita era acompañada por un séquito de diosas llamadas Gracias o Cárites: Aglaya, Eufrosine y Talía eran las diosas del encanto, la belleza, la creatividad y la fertilidad.

Nada más alejado del amor efímero, sensual y caprichoso que representaba Eros. Las Cárites personificaban virtudes necesarias para que una persona fuera grata, por su gentileza, caridad y honestidad en los negocios. También representaban al ingenio creativo, el esfuerzo y el ciclo de fertilidad de la tierra. El culto a Afrodita formaba parte de un conjunto de misterios en los que también estaba el culto a Deméter, Diosa de la Agricultura.

El culto a la fertilidad tomó en Roma la forma de fiestas Lupercales (o Lupercalia), que se realizaban en febrero y servían, además, como rito de paso de la infancia hacia la juventud.

También en Roma, un emperador prohibió que los soldados se casaran, para que dedicaran todo su tiempo y energía a la defensa del imperio. El médico y obispo cristiano, llamado Valentín, desobedeció esta prohibición y casó a numerosos soldados con jóvenes romanas. Esta desobediencia le costó la decapitación, pero le valió ser recordado como el patrono de los enamorados. Actualmente sólo los historiadores recuerdan al emperador Claudio Gótico, pero todos recuerdan a San Valentín y llaman a febrero el mes del amor. En Roma, la realidad y el amor se impusieron frente al discurso y la voluntad de un gobernante.

El amor, en sus diferentes expresiones Storgé, Philia, Ágape (incluso Eros) es más duradero que cualquier gobernante y más grande que cualquier frontera.

Capacitación in company

Taller de Importaciones y Compras

55-2244-1594

Raquel Enríquez 

re@latambschool.com

 

Read more