+52 55 1204 0419
info@latambschool.com

Blog

Este es el plan económico de las pymes de CDMX contra el coronavirus


La Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la CDMX tiene en mente lanzar de manera oficial este 30 de abril su plan de rescate para el tiempo que dure la pandemia y el periodo que tome retomar la normalidad en las actividades, explicó su presidente, Eduardo Contreras Pérez.

“La Canacope va a trabajar con sus propios medios y aliados, no se considera ningún tipo de apoyo gubernamental, en el cual nuestro plan va dirigido al pequeño negocio”, abundó en entrevista para Forbes México.

En la presentación oficial se darán a conocer cifras oficiales sobre la pérdidas de empleos hasta el momento, así como el número de empresas que han cerrado y las acciones que se emprenderán para reactivar la economía cuando termine la contingencia por el coronavirus, afirmó.

Estas acciones irán de forma paralela a las medidas que han anunciado el gobierno federal y de la Ciudad de México para sostener y emprender la economía durante este periodo, apuntó Contreras Pérez.

Dentro del plan de la Canacope, se contempla la participación de la compañía de seguros Aarco para proteger al pequeño comerciante y a sus trabajadores ante la inminente Fase 3 de la pandemia, donde se prevé que incrementen los contagios comunitarios.

En tanto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la capital del país espera que las empresas que están trabajando con el modelo de home office, continúen operando bajo ese esquema de ventas, señaló el presidente del Comité de Estrategia Pública de la organización, Gabriel Aguirre Marín.

En ese sentido, las grandes empresas deberán adoptar a las más pequeñas que forman parte de su círculo de negocios, además de extenderles su apoyo, como que realicen sus pagos en 30 días y no en 90, comentó para ese portal de noticias.

Otra medida que están tomando algunas compañías es el diálogo con el sector obrero, para modificar las relaciones contractuales durante los meses que dure la emergencia sanitaria, es decir, acordar modificaciones salariales para que no haya despidos, abundó Aguirre Marín.

Ambos representantes empresariales de la CDMX insistieron en la importancia que tiene que la ciudadanía consuma en los negocios locales, como los restaurantes que siguen abiertos para mantener el flujo económico de la región.

Apoyo insuficiente

El millón de microcréditos de 25,000 pesos que está ofreciendo el gobierno de México, a través de las tandas del bienestar, así como los 50 mil pequeños préstamos de 10,000 pesos que extendió la administración local no son suficientes para que los negocios de menor escala atraviesen la crisis económica que se avecina, coincidieron los representantes de la cámaras empresariales.

De acuerdo con un estudio de la Canacope, una microempresa con un empleado requiere de 20,000 pesos al mes para cubrir los gastos de nómina, de seguro social, del fisco y de la renta del lugar; lo cual rebasa los paliativos gubernamentales, reveló el dirigente de la organización.

Esta estimación aumenta dependiendo del número de trabajadores y el tiempo que se extiendan la emergencia sanitaria, reiteró Contreras Pérez.

“El microcrédito puede ayudar, pero no resuelve la problemática que se viene encima. Con base en la información que nos han hecho llegar, la situación no va a cambiar y se va a extender hasta mayo”, comentó.

Por ello, pidió a las autoridades a diferir a 12 meses el pago de impuestos sobre nómina para el siguiente año, además que se excente por el momento el pago de riesgo de trabajo ante el seguro social, ya que los empleados están en sus casas.

En tanto, el representante de Coparmex en la CDMX aclaró que su petición sobre las recaudaciones fiscales no es un condonación, sino un aplazamiento del mismo hasta se regularice la situación financiera de las corporaciones.

Respecto a los microcréditos a nivel federal, Aguirre Marín los clasificó como un elemento que podría alimentar una ruta electoral, mientras los préstamos del gobierno local, dijo podrían ser viables pero son una medida “insostenible” para atravesar este bache económico.

“Es un elemento paliativo que permite subsistir el primer mes, pero lo que se necesita es la identificación es las condiciones que se pueden atender, las contribuciones que se pueden aplazar como el impuesto de nómina”, expresó.

Por ello, sugirió que la administración capitalina disponga de la bolsa del impuesto sobre la nómina que cobra del 3%, para que con ello se puedan tomar acciones, como facilitar microcréditos con una pequeña parte.

También refirió sobre la importancia de apoyar al sector formal, puesto que es un grupo que se ha comprometido con las arcas gubernamentales, además que este tipo de apoyos podría generar que los negocios informales se sumen al ámbito legal.

FUENTE: www.forbes.com.mx

 


 

 

Con nuestro Diplomado de Compensaciones y Beneficios obtendrás una comprensión profunda de la interrelación de los diferentes componentes de la Gestión de Compensaciones y Beneficios y la forma en que se gestionan de manera integrada.

Conoce más sobre el programa en: https://hubs.ly/H0nxrTv0

Post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.